El café es una de las bebidas más consumidas y apreciadas en el mundo. Sin embargo, para que llegue a nuestras tazas con todo su aroma y sabor, se requiere de un proceso cuidadoso y delicado. Uno de los aspectos más valiosos de este proceso es el uso de los empaques para café.

Estos no solo son para dar una buena imagen a su envoltura, sino también para preservar sus propiedades que lo hacen invaluable.

Si le interesa saber cuáles son los beneficios que brindan el empaque de café, este artículo es para usted. 

Conozca de la mano de Tecnoembalaje la importancia de estos empaques especiales

Lectura recomendada: Utilidad de los empaques al vacío en la industria de alimentos.

¿Por qué es importante el empacado del café?

Empacar café tiene una gran influencia en la calidad y el sabor de la bebida que disfrutamos. 

Si se utiliza un sistema de empaquetado adecuado que proteja el café de la humedad, el aire, el calor y la luz, se puede retrasar la pérdida de aroma y sabor.

Adicionalmente, también puede ser una herramienta de marketing y comunicación. El diseño y la información del empaque ayuda a atraer la atención de los consumidores y transmitir los valores y la historia del producto. 

El empaque puede resaltar las características del café, como su origen, su proceso, su variedad y su calidad. También muestra las certificaciones o los sellos que garantizan el cumplimiento de ciertos estándares sociales o ambientales.

Tipos de empaques usados para el café

El café es un producto muy sensible a los factores externos, como la humedad, la temperatura, la luz y el oxígeno. Estos afectan negativamente sus propiedades organolépticas. Es decir, su aroma, sabor, color y textura. 

Por eso, el café debe tener un empaque adecuado que lo proteja y lo conserve durante su transporte, almacenamiento y comercialización.

Existen diferentes tipos de empaques para café, A continuación, conocerás los más comunes:

Bolsas Valvuladas

Son un tipo de empaque flexible que se utiliza para conservar el café en grano o molido, manteniendo sus propiedades organolépticas y alargando su vida útil. 

Este tipo de empaque se caracteriza por tener una serie de elementos que lo hacen muy óptimo para el café, como se explica a continuación:

Los materiales de alta barrera: son aquellos que tienen una baja permeabilidad al vapor de agua, al oxígeno y a la luz, lo que impide que el café se humedezca, se oxide o pierda color. 

Estos materiales pueden ser de origen plástico, metalizado, papel o aluminio, y se combinan en capas para formar una estructura multicapa que protege el café de los agentes externos.

La válvula desgasificadora: es un dispositivo que se coloca en una de las caras de la bolsa y que tiene la función de liberar los gases que produce el café después de ser tostado y molido, como el dióxido de carbono. 

Estos gases pueden alterar el sabor y la textura del café, además de generar presión dentro de la bolsa y provocar su deformación o ruptura. 

La válvula permite que los gases salgan al exterior, pero evita que entre el oxígeno del ambiente, que puede causar la oxidación y el enranciamiento del café.

Empaques con fondo plano

Los empaques con fondo plano son unos de los más elegantes y modernos. Tienen un diseño cuadrado que les permite permanecer de pie sin ayuda.

Pueden contener una mayor cantidad de café en un espacio más pequeño, lo que los hace más eficientes para el almacenamiento y el transporte. También tienen un mayor impacto visual y pueden resaltar las características del café.

Empaques de papel

Los empaques de papel son unos de los más tradicionales y ecológicos. Están hechos con papel kraft o cartón, que son materiales biodegradables y reciclables. Algunos tienen una capa interna de aluminio o plástico para mejorar la protección del café.

Estos empaques son baratos, ligeros y fáciles de imprimir. Sin embargo, tienen algunas desventajas. No son muy resistentes a la humedad y al aire, por lo que pueden deteriorar el café con el tiempo. 

Técnicas de empacado de café

Envasado al vacío

Consiste en extraer el aire del envase mediante una bomba de vacío antes de sellarlo. De esta forma, se reduce la concentración de oxígeno y se evita la oxidación y el crecimiento de microorganismos aerobios. El envasado al vacío es adecuado para productos secos o duros, como el café en grano y en polvo.

Envasado en atmósfera modificada

Reemplaza el aire del envase por una mezcla de gases específica para cada producto. Los gases más utilizados son el dióxido de carbono (CO2) y el nitrógeno (N2), que tienen efectos antimicrobianos y antioxidantes. 

El envasado en atmósfera modificada es adecuado para productos frescos o sensibles, como el café molido.

Como has visto, los empaque para café cuentan con una variedad de beneficios y técnicas que favorecen al producto.

¿Qué esperas para empacar café de la forma correcta?

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz clic en un trofeo para puntuarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 6

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.